Entrega de cheques a 46 unidades habitacionales para su rehabilitación

Por: Juana Otero


El pasado mes de febrero la Procuraduría Social de la Ciudad de México entregó recursos por un monto total de 3 millones 579 mil 750 pesos, en beneficio de 46 unidades habitacionales que fueron inscritas el año pasado en el programa de mejoramiento, mantenimiento y restauración en áreas e instalaciones del uso común.

Acompañada por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, durante el evento “Entrega de recursos para la rehabilitación de unidades habitacionales 2019”, la procuradora social Patricia Ruiz Anchondo precisó que estos apoyos corresponden a una deuda que dejó la administración anterior y va acorde con el compromiso asumido de dar respuesta a los vecinos a la brevedad posible.

En el Antiguo Palacio de Ayuntamiento y sede del Gobierno de la Ciudad de México, la procuradora agregó que es muy importante tener presente que se trata de recursos públicos aportados por los habitantes de la Ciudad de México y que deben ser utilizados de manera responsable, con el propósito de reconstruir el tejido social en los conjuntos habitacionales.



Ruiz Anchondo subrayó que la procuraduría no se dedica a hacer obras, sino a rescatar comunidades, por lo que exhortó a los vecinos de Azcapotzalco, Benito Juárez, Iztacalco, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac, Xochimilco, Tlalpan, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón ahí reunidos, a que se organicen y participen en las decisiones de su unidad, porque de lo contrario no se podrá cumplir con los objetivos.

Informó que en los primeros 100 días de su gestión se tendrá el universo completo de los inmuebles o conjuntos habitacionales de las 15 alcaldías que se van a integrar a los programas sociales de este año, a través del RIPUH. A la fecha han ingresado 956 solicitudes en el módulo de la Prosoc.

Durante el evento se llevó a cabo en la entrega de cheques a la Unidad Habitacional San Pablo, en Azcapotzalco; Cedros, en Iztapalapa, y Cocodrilo No. 73, en Tláhuac.

Las obras pendientes por concluir son: Pintura, impermeabilización, infraestructura eléctrica, calles y andadores, infraestructura hidráulica y sanitaria, herrería, sistema de bombas, cámaras de vigilancia, escaleras, barniz en fachadas, cisternas, luminarias, andadores y bardas perimetrales.

En julio concluyen los trabajos pendientes del 2018

El Consejo de Gobierno de la Procuraduría Social acordó un plazo de seis meses para concluir los trabajos pendientes en aquellas unidades y conjuntos habitacionales que entraron al ejercicio presupuestal 2018, para realizar obras de mejoramiento, mantenimiento y restauración en áreas e instalaciones de uso común. De los 110 millones de pesos asignados, únicamente se cubrió en su totalidad el 40 por ciento; es decir, 42 millones 771 mil 200 pesos.

Luego de una revisión al programa social aplicado el año pasado, en el que se inscribieron 547 unidades habitacionales, únicamente en 55 se llevó a cabo la entrega-recepción de los trabajos, mientras que 492 inmuebles se encontraban con el estatus de obra por iniciar o en proceso, así lo informó la Coordinación General de Programas Sociales, a cargo de Manuel Luis Labra.

Debido a este atraso significativo, en el mes de enero la actual administración aprobó mediante Consejo de Gobierno darle seguimiento hasta julio, ya que en algunos casos los comités de administración y supervisión de las unidades habitacionales aprobadas recibieron un anticipo del 40 o 50 por ciento del recurso asignado. La evaluación de los trabajos se realizará caso por caso con personal del área técnica y la contraloría de la Prosoc, para ir liberando la totalidad del monto aprobado.