Casetas de vigilancia en Marina Nacional 200


Con el propósito de inhibir el asalto a transeúnte, el robo a casa habitación y de autopartes que se registraban al interior de su unidad, vecinos de Marina Nacional No, 200 solicitaron a la Coordinación General de Programas Sociales de la Prosoc, un presupuesto aproximado de 600 mil pesos para la construcción de tres casetas de vigilancia.  Blanca Estela Vázquez Vargas presidenta del comité de administración, destacó la importancia de este proyecto ya que brinda más seguridad a las familias de los 23 edificios que forman parte de este conjunto habitacional.  «Nos encontrábamos a merced de la delincuencia. Éramos un paso libre de Lago Texcoco hacia Marina Nacional, a pesar de que teníamos dos casetas ninguna funcionaba», Durante un recorrido para inspeccionar los trabajos, la procuradora social Patricia Ruiz Anchondo informó que este proyecto es parte de las 534 unidades habitacionales que no fueron atendidas en el 2018, pero las obras ya fueron aprobadas.  «Les dieron el anticipo una semana antes de que llegáramos y nos dejaron todo el peso de la aplicación del programa».  La funcionaria agregó que el propósito es reducir el rezago que dejó la administración anterior en la entrega de recursos económicos a las unidades habitacionales y agilizar la conclusión de los proyectos.  Además de las casetas de vigilancia, también se instaló un kit de seguridad de cámaras de video que les proporcionó la alcaldía Miguel Hidalgo y está conectado al C5.  En 1978 FOVISSSTE construyó en el predio, propiedad de la fábrica de cerámica del Grupo Santa Julia que cambió de residencia a Huejotzingo, Puebla.  En el vasto terreno se construyeron 15 edificios chicos de cinco niveles y 20 departamentos, además de cuatro torres grandes de doble entrada y 48 departamentos.  En total son 684 viviendas con al menos cuatro integrantes por familia, lo que significa un reto para cualquiera.