La reinserción social en las pastorelas


En agosto pasado asumí el honor de dirigir el Instituto de Reinserción Social de la Ciudad de México por invitación del Mtro. Martí Batres, secretario de gobierno capitalino para realizar, como parte de su equipo, una labor que por pasión he desarrollado desde hace más de 20 años a través de la sociedad civil.

Unos días después recibí la llamada de mi amigo Pablo Vázquez, subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), para convocarme al proyecto Reconecta en el que se buscaba dar una alternativa de intervención temprana a jóvenes en conflicto con la ley.

Acepté gustoso la invitación y le propuse vincularlos a la Compañía Teatral de Personas Liberadas a través del Taller Integral de Reinserción Social Armónica y Empática (TIRSAE) a fin de nutrir el intercambio de experiencias de vida que hicieran validar la oportunidad que recibían estos jóvenes.

El Taller Integral de Reinserción Social Armónica y Empática (TIRSAE) se nutre de cinco ejes: trabajo, educación, salud, deporte y cultura. Y nace de la investigación que he realizado por varios años buscando que las personas privadas de la libertad o liberadas de algún centro de reclusión produzcan las herramientas necesarias para lograr la reestructuración de su proyecto de vida y la recuperación de redes de apoyo a través de generar disciplina, tolerancia, concentración y respeto, los cuatro valores que considero esenciales para lograr una verdadera reinserción.

Por la cercanía a diciembre, en el TIRSAE decidimos que el primer producto del mismo sería la Pastorela de la integración chilanga, a través de la cual hablaríamos de la importancia de la inclusión, la equidad, la no discriminación, la igualdad y la libertad, valores presentes en la Ciudad de México y en su gente, que día con día lleva a esta urbe capitalina por el camino de la innovación.

El emblemático espacio de La Nana de ConArte nos abrió las puertas y se sumó a la aventura al igual que nuestra querida procuradora social de la CDMX, la Lic. Patricia Ruiz Anchondo, quien nos invitó a realizar cinco funciones en distintas unidades habitacionales con el propósito de sensibilizar al público sobre la importancia de la inclusión, el respeto y la tolerancia para la sana convivencia en sociedad.

Agradezco el apoyo y confianza del Mtro. Martí Batres, del Lic. Pablo Vázquez, de la Lic. Martha Montiel, de la Lic. Patricia Ruiz Anchondo, del Lic. Nicolás González; de todo el equipo de ConArte encabezado por Nahui Twomey y Sandra Medina; del equipo del área de Cultura del IRS, Roberto Blázquez, Sandra  Martínez y José Luis Meneses; del área de Comunicación del IRS, Dulce María Ramón, Edgar Tena, Sandra Payán y Jorge Villanueva;  de los aprendices de Jóvenes Construyendo el Futuro en el IRS, Kenia, Diego, Verónica, Nieves e Isabel, a la Sra. Claudia Isabel Rosas Tirado. Y sobre todo agradezco a las 23 personas egresadas del Sistema de Justicia Penal de la CDMX y afiliadas al Instituto de Reinserción Social que integran la Cía. Teatral de Personas Liberadas, cuyo consejo y experiencia fortalece la reinserción temprana de los 12 jóvenes del programa Reconecta de la subsecretaría de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX.

Arturo Morell
Director Artístico